Richard, fundador de Swapfiets, está en plena carrera hacia unas ciudades más habitables

En Swapfiets creemos en el potencial de las bicis para hacer las ciudades más habitables. Este objetivo de las ‘ciudades habitables’ es el corazón de todo lo que hacemos. A la cabeza de este movimiento está el fundador y Director de Sostenibilidad de Swapfiets, Richard Burger. A él le hemos preguntado por el concepto de ciudad habitable y por las aportaciones de Swapfiets para hacerlo realidad.

Swapfiets_0986-1.jpg
  • jpg
Lo primero de todo, ¿podrías explicar qué significa para ti el concepto de ‘ciudades habitables’?

El concepto de ciudades habitables es muy extenso. La educación o los buenos hospitales también forman parte de él pero, obviamente, nosotros nos hemos centrado en la movilidad sostenible. Pedalear es la solución para que muchas ciudades se vuelvan más habitables. Los motivos son evidentes: un aire más saludable, un entorno más seguro, una oportunidad para ponerse en forma y un modelo de tráfico más social en el que las personas están más en contacto. En este sentido, pedalear ofrece más espacio para otras cosas. Además, tenemos el propósito de hacer que lo de ir en bici sea más accesible para las personas que ya lo llevan haciendo desde hace tiempo. Y para quienes aún no pedalean, ofrecemos una alternativa fácil y accesible para empezar a hacerlo. No tienes que invertir tiempo en estudiar las especificaciones o los precios de una bicicleta. Simplemente eliges el modelo Swapfiets que va contigo y te pones a ello. Esto es lo que ha hecho que seamos tan importantes para la movilidad en las ciudades.

El segundo aspecto que define el concepto de ciudades habitables es que las bicicletas hay que fabricarlas. Y esto también implica darles un mantenimiento y hacer algo con ellas al final de su vida útil. En muchas ciudades con tradición bicicletera puedes ver cómo muchas bicis se dan por perdidas solo porque están rotas, no son seguras o necesitan muchas piezas de repuesto. Con el modelo circular tratamos de centralizar todo esto. Tú solo pagas por el uso de la bici. Cuando ya no la vas a usar, la devuelves. Si necesita una reparación, te la arreglamos. Siempre recuperamos todo el material de manera que podamos sacarle provecho. Para mí, pedalear es la mejor manera de hacer una ciudad habitable. El uso inteligente de los materiales garantiza una menor generación de residuos y supone un ahorro de materias primas. En mi opinión, estos son dos aspectos clave de las ciudades más habitables.

¿Cómo se plantea esta misión?

No empiezas con una misión como esta, pero no es retroingeniería. Es identificar un fenómeno. Los Países Bajos están en el top del pedaleo, pero mucha gente considera que tener su propia bicicleta es una preocupación más. Tienes que llevarla a reparar y, si la reparas por tu cuenta, necesitas ciertos conocimientos y repuestos. Hasta que un día te das cuenta de que las luces han dejado de encenderse otra vez o de que los frenos no funcionan. ¿Cómo algo tan bonito como una bici puede convertirse en un quebradero de cabeza? ¿Qué podemos hacer para cambiar esto? Así es como surgió la idea de ‘bici como servicio’. Paulatinamente hemos ido aprendiendo que se trata de un modelo circular, con beneficios tanto para nuestros miembros como para el planeta. Por otro lado, el nuestro es un concepto que solo funciona en ciudades. Y así es como nació la idea de ‘ciudades habitables’. Es algo más que el alquiler de bicicletas. Es nuestro formato de tienda, el tipo de electricidad que empleamos, el cambio que estamos llevando a cabo en el sector y las iniciativas que estamos poniendo en marcha con empresas locales. Además, generamos empleo. Las ciudades habitables son mucho más que bicis.

Haciendo de abogados del diablo: ¿esto es más sostenible que comprarte una bici que te va a durar el resto de tu vida?

A corto plazo, recurrir a productos que van a durar más tiempo puede tener un impacto positivo en términos de sostenibilidad. Sin embargo, hay que tener en cuenta algunos supuestos. La cuestión es que, si te compras una bici ahora, tienes que saber cuántas veces al año necesitarás darle mantenimiento. Esto depende de cada usuario. Nosotros sabemos que las bicis que compras en una tienda se estropean tres veces más rápido que las de Swapfiets. Esto se debe a que nosotros prestamos atención a los fallos más comunes para tratar de mejorarlos. Otra cuestión es el aumento del uso de la bici. Entre 2020 y 2050, el número de ciclistas crecerá de forma astronómica. Si vas a fabricar más bicicletas, hazlo de manera circular y sostenible. De este modo estarás reduciendo el impacto que esto supone. Las bicicletas que nosotros desarrollamos no están hechas para la venta. Vender implica una inversión en bicicletas atractivas, con colores de moda y última tecnología. Nosotros buscamos una bici atemporal, que sea fácil de manejar y que dure mucho tiempo. Con todo, vas a tener que cambiarla cada cierto tiempo. Mientras eres estudiante, es posible que optes por una Original. Pero si después de tres años empiezas a trabajar en la ciudad y quieres una e-Bike, puedes devolver tu Original para que otra persona la siga usando sin tener que comprar una nueva bicicleta. Gracias a este sistema circular, a la larga serán cada vez menos los que necesiten comprar una bici nueva. Nosotros ofrecemos una bici siempre a punto, pero esto no quiere decir que siempre sea una bici nueva. Es posible que tenga algún rasguño. Y es algo de lo que nos sentimos orgullosos.

¿Las bicis de intercambio duran más porque la gente sabe que un día tendrá que devolverlas?

Hemos visto de todo. Por un lado, están los que las llevan con cuidado y por otro, los que opinan: “no te preocupes, son de alquiler”. Lo más habitual es el término medio. Analizándolo con perspectiva, podemos decir que las cosas van bien y que en Swapfiets realizamos un promedio de una reparación y media al año. Eso es porque vamos rediseñando nuestras bicicletas a medida que pasa el tiempo. Lo curioso es que esto también ofrece una imagen errónea. Los miembros pueden pensar: si mi bici nunca se estropea, ¿para qué estoy pagando por ello? En ocasiones escuchamos a los miembros decir que rara vez han tenido que utilizar nuestro servicio. Pero ese es el objetivo. Queremos ofrecer bicis cómodas que nunca se estropeen.

Obviamente, el propósito de las ciudades habitables se extiende a todos los países en los que Swapfiets opera. ¿Cómo han reaccionado a esto otros países que no tienen tanta cultura ciclista como los Países Bajos?

Nosotros no nos dedicamos a construir carriles bici. La red de bicicletas ya tiene que existir o al menos estar en plena ampliación. Nos expandimos a Londres y a París porque las autoridades locales están trabajando en la optimización de sus infraestructuras. Nos necesitan para llenar de bicis esos carriles. En cierto modo, crecemos en paralelo para hacer las ciudades más habitables. Pero incluso en una ciudad ciclista como Ámsterdam, también estamos cambiando las cosas. Por ejemplo, nos encontramos con que cada vez recuperamos más bicicletas perdidas y con que cada vez hay menos bicicletas abandonadas en las calles. En muchas de las nuevas ciudades, la Swapfiets es la primera bici en la vida que ha tenido un alto porcentaje de usuarios. El cambio más importante se está produciendo con las e-Bikes. Hemos visto como los usuarios dejan el coche en casa para hacer el mismo recorrido con su e-Bike. Obviamente, esto representa un súper impacto en las ciudades habitables.

Swapfiet_Paris_04.jpg
  • jpg

Como Director de Sostenibilidad, ¿cuál es la lección más importante que has aprendido?

La lección más importante es que no puedes hacer nada de esto solo. No es trabajo para una sola persona. Cuando empecé en este cargo, logré algunas victorias inmediatas. Pero si realmente quieres ser sostenible, esto es algo que debe integrarse en la cultura de la empresa. Tiene que verse reflejado en todo lo que haces. Si fabricamos bicicletas circulares, no tiene sentido que las piezas nos lleguen en paquetes no reciclables. Esas piezas se devuelven a los Países Bajos en camión. Hay que tenerlo todo en cuenta. Las cuestiones importantes, aquellas en las que realmente podemos generar un impacto real, son las que más tiempo necesitan para el cambio. Los triunfos rápidos son interesantes si sirven para plantearse cómo hacer las cosas de un modo diferente. Con el ejemplo del embalaje todos salimos ganando, excepto la industria del empaquetado. Pero la verdad es que no nos preocupa en absoluto la industria del empaquetado.

Eres el portavoz de sostenibilidad dentro de Swapfiets. ¿Es un papel complicado?

Me encanta contar esta historia y estoy al 100 % metido en ella. No es solo una creencia, es el hecho de que el negocio de la sostenibilidad es la mejor manera de hacer progresar a las personas, el planeta y los beneficios. Construir un negocio de éxito implica tener en cuenta los beneficios y su velocidad. Simplemente hacemos lo que resulta lógico. Tenemos pruebas consistentes de que la bicicleta circular es más beneficiosa para la ciudad. También podrías argumentar que los coches eléctricos son mejores para el planeta, pero me parece un tema más complejo. Prefiero tener claro el punto en el que estamos y mantener grandes aspiraciones para el futuro.

Acerca de Swapfiets

Swapfiets es la primera empresa de “alquiler de bicicletas a largo plazo” del mundo. Fundada en 2014 en los Países Bajos, la compañía creció rápidamente y se convirtió en uno de los principales proveedores de micro movilidad en Europa con más de 250.000 usuarios en los Países Bajos, Alemania, Bélgica, Dinamarca, Francia, Italia y Reino Unido a principios de 2021. En primavera de 2021, Swapfiets se expande a España (Barcelona), Austria (Viena) y Lyon, Nantes, Estrasburgo y Toulouse (Francia). El concepto de Swapfiets es bastante simple: por una tarifa de suscripción mensual, los usuarios reciben una bicicleta o un vehículo eléctrico para su uso personal. Si es necesario, un servicio de asistencia está disponible en menos de 48 horas para reparar o cambiar directamente el vehículo sin coste adicional.

Datos del contacto

Temas relacionados

Receive Swapfiets news on your RSS reader.

Or subscribe through Atom URL manually